<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://px.ads.linkedin.com/collect/?pid=3837665&amp;fmt=gif">

Gestión de nuevos proyectos: cómo alcanzar tus objetivos

Leer más

Modelo ADKAR® para integrar Gestión del Cambio y Gestión de Proyectos

Leer más

Cómo gestionar un cambio de estrategia de manera eficiente

Leer más

Cómo gestionar un cambio de estrategia de manera eficiente


Cuando los resultados de una empresa no son satisfactorios o se transforma el entorno en el que se desarrolla y debe adaptarse a las nuevas circunstancias, sus líderes deben plantearse implementar un cambio de estrategia empresarial. 

¿Qué supone un cambio de estrategia para tu empresa?  

Los cambios de estrategia organizacional tienen por objetivo modificar la forma en que sus empleados desempeñan su trabajo, transformando los procesos y metodologías de trabajo y, en consecuencia, modificar también la manera en la que la organización se relaciona con su entorno.  

En qué casos se decide hacer un cambio estratégico en una empresa   

Un cambio en la estrategia es necesario cuando no se puedan cumplir los objetivos de la organización porque el entorno en el que se desarrolla la empresa haya variado hasta el punto en el que la estrategia actual no sea correcta y se haga necesario modificarla. 

Así, el cambio estratégico siempre está vinculado a cambios en el entorno de la organización que empujan a replantearse la estrategia para poder cumplir con los objetivos de negocio. De esta forma, las organizaciones están constantemente moviéndose en un contexto de cambio continuo por la evolución natural de la estrategia en el tiempo, el que en ocasiones se dan cambios repentinos estrategia. 

Tipos de cambios estratégicos en las organizaciones  

Los cambios de estrategia que se pueden llevar a cabo en una organización varían según su alcance y la naturaleza del cambio. Así, existen cuatro tipos de cambio estratégico diferentes: 

  1. La adaptación o cambio adaptativo, es el cambio más frecuente y su naturaleza es gradual o incremental y busca la realineación de la estrategia con los objetivos, implementando pequeños cambios. 
  2. La evolución o cambio evolutivo, es un tipo de cambio progresivo que pretende una transformación radical. Esto requiere un cambio de estrategia significativo, pero como es gradual y sus objetivos se plantean a largo plazo, se puede abordar de forma reflexiva. 
  3. La reconstrucción es un cambio urgente de alcance limitado, por lo que no requiere grandes transformaciones en la estrategia de la empresa.
  4. La revolución es un cambio urgente con un alcance muy amplio. En esta situación se hace necesario implementar una nueva estrategia de forma rápida. Esto sucede cuando una organización no es capaz de adaptarse a los cambios graduales del entorno durante mucho tiempo y, por lo tanto, la desviación estratégica es significativa. 

Retos y obstáculos que surgen al realizar un cambio estratégico  

El cambio estratégico en una organización debe superar ciertos desafíos para implementarse con éxito. Uno de los más comunes es la resistencia al cambio, ya que las personas tienen una tendencia natural a aferrarse a la forma habitual de hacer las cosas.  

La actitud de los miembros de la organización ante el cambio y su disposición a aceptarlo y a participar en su realización es muy relevante en el posterior éxito o fracaso del cambio. Por ello, los líderes deben elaborar un plan de gestión de resistencia al cambio, que incluya canales de comunicación fluidos y eficientes, así como apoyo y formación a los colaboradores más cercanos a los resistores para que puedan gestionar la resistencia de manera eficaz. 

 

Te puede interesar: ¿Qué es Gestión del Cambio Organizacional?

 

Qué debes tener en cuenta al realizar un cambio de estrategia  

En primer lugar, para plantear un buen cambio de estrategia se debe tener en cuenta que esta debe ser una estrategia medible para poder monitorizar de forma objetiva su cumplimiento, sin perder de vista que la nueva estrategia debe estar en consonancia con los objetivos de negocio. 

En segundo lugar, se deben establecer canales de comunicación efectivos que permitan conocer las preocupaciones y necesidades de los afectados por el cambio, además de implantar mecanismos de soporte como mentorías, con el fin de mitigar los impactos negativos del cambio. 

Y, por último, es fundamental dar formación a las partes involucradas en el cambio para que puedan mejorar sus habilidades y competencias y como consecuencia, disminuir su incertidumbre ante las novedades. 

 

Nueva llamada a la acción

 

Pasos que debes seguir para gestionar un cambio de estrategia en tu empresa 

Para gestionar con éxito un cambio de estrategia empresarial se aconseja seguir ciertos pasos 

  1. Decidir quién y cómo va a liderar el cambio. Se debe decidir si la propia plantilla de trabajadores va a colaborar en Gestión del Cambio, si esta tarea quedará en manos de los agentes de cambio o si será plenamente asumida por la dirección. En definitiva, se debe elegir el estilo de Gestión del Cambio que se va a aplicar.  

  2. Dar la oportunidad de participar a los afectados por el cambio en el diseño de la nueva estrategia, esto permitirá conocer sus necesidades y preocupaciones, aumentar su compromiso y disminuir su incertidumbre.

  3. Explicar las razones que llevan a tomar la decisión del cambio. Al actuar con transparencia, los equipos de trabajo comprenden las motivaciones y la necesidad del cambio.

  4. Explicar los beneficios del cambio. Es necesario hacer hincapié en las cosas buenas que traerá el cambio en el futuro para motivar e ilusionar a los empleados y así incrementar su compromiso.

  5. Dar la formación adecuada para que las personas puedan asumir y adaptarse al cambio. 

  6. Dar ejemplo y reconocer el esfuerzo realizado en el proceso de cambio.

  7. Reforzar los cambios efectuados para lograr que se mantengan a largo plazo.

  8. Evaluar las nuevas oportunidades para abordar el cambio. 


En Prosci®, llevamos más de 22 años ayudando a las organizaciones a gestionar sus cambios estratégicos con una metodología centrada en el cambio individual y orientada a generar resultados. 

 







Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Top 2 posts más vistos

¿Quieres recibir nuestro newsletter?

Suscríbete