<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://px.ads.linkedin.com/collect/?pid=3837665&amp;fmt=gif">

Qué es un Plan de Gestión del Cambio y por qué puede beneficiar a tu empresa

Leer más

Claves para asegurar el crecimiento sostenible en tu empresa

Leer más

Gestión de riesgos: Cómo realizar una correcta evaluación y respuesta

Leer más

Deja de confundir ágil con Agile


Uno es un rasgo. Uno es un método. Hacemos Agile. Somos ágiles.

La palabra "ágil" se ha puesto sin duda de moda, siendo invocada como una especie de panacea, diferenciador o mecanismo de ventas en todas las industrias. Este artículo tiene como objetivo explicar la diferencia entre la organización ágil (agilidad) y el método Agile: “a” minúscula para ágil y “A” mayúscula para Agile. El objetivo es agregar claridad y elevar el nivel de conversación que se produce entre los profesionales del cambio (change practitioners).

Qué

La “A” mayúscula para Agile es un enfoque iterativo para el desarrollo de software y la gestión de proyectos con principios, valores, métodos, roles, procesos y herramientas formulados (consulta el Manifiesto Agile para ver la encarnación inicial). Al dividir el trabajo, utilizar equipos autoorganizados y solicitar comentarios más rápidos, se mejoran el desarrollo y los resultados. El Manifiesto Agile fue escrito en 2001 por un grupo de diseñadores de software con el objetivo de "descubrir mejores formas de desarrollar software". El Manifiesto Ágil describe cuatro valores y 12 principios que guían los esfuerzos de desarrollo de Agile.

Por otro lado, la “a” minúscula para ágil es un rasgo o atributo incrustado caracterizado por la durabilidad, resistencia, velocidad, flexibilidad, sintonía y preparación. Es una competencia fundamental y una fuente de ventaja competitiva. La agilidad organizacional es parte del ADN de la organización. No se practica ni se aplica; se vive cada día. Prosci lanzó un modelo que describe los 10 atributos de las organizaciones ágiles:

Evaluación de atributos de agilidad de Prosci

evaluacion de atributos de agilidad organizacional-100 (3)

  • Tenemos incorporada una capacidad de Gestión del Cambio

  • Hemos reducido el trabajo por silos

  • Alentamos la colaboración inter-organizacional

  • Desarrollamos y desplegamos rápidamente nuevas capacidades

  • Tenemos estrategias de capital humano que apoyan la agilidad

  • Anticipamos y planificamos los cambios

  • Somos rápidos al tomar decisiones

  • Priorizamos y gestionamos eficazmente nuestro portafolio de cambios

  • Iniciamos efectivamente los esfuerzos de cambio

  • Hemos mejorado las prácticas de gestión de riesgos

La “A” mayúscula para Agile es algo que hacemos.

La “a” minúscula es cómo somos.

Por qué

Los métodos Ágiles son efectivos para aumentar la visibilidad y adaptabilidad, acelerar el valor de negocio y reducir el riesgo a lo largo de una iniciativa. En el estudio de evaluación comparativa de Prosci sobre la intersección de Agile y Gestión del Cambio, los participantes identificaron tres motivaciones principales para adoptar Agile como método para ejecutar iniciativas:

  1. Aumento de la velocidad de entrega
  2. Garantizar la satisfacción del cliente
  3. Optimización de la eficiencia y la flexibilidad

La “a” minúscula para ágil/agilidad coloca a nuestra organización en un estado en el que puede manejar la velocidad del cambio, hoy y a futuro, de manera efectiva y minimizando interrupciones, lo que resulta en una ventaja competitiva. Las organizaciones están experimentando cambios más grandes, más rápidos, más complejos y multifuncionales. Al mismo tiempo, manejan más información y están más conectadas que nunca. Los factores desencadenantes internos y las presiones externas para el cambio están aumentando a un ritmo que requiere que las organizaciones líderes sean mejores en el cambio, esto con el fin de hacer crecer su agilidad organizacional. La investigación actual sugiere que la cantidad de cambio esperado solo crecerá con el paso de los años.

Quién

Agile es practicado por equipos que abordan problemas u oportunidades específicos con una iniciativa autorizada. Aprovecha los equipos y roles autoorganizados como el máster en scrum, el propietario del producto, los expertos técnicos y los usuarios finales. Aunque Agile se inició en el desarrollo de software, se está aplicando cada vez más a cambios que no pertenecen a IT, tal como se evidencia en la investigación de Prosci.

A medida que se “inclinan” hacia el cambio y demuestran flexibilidad, durabilidad y resistencia, todos y cada uno de los miembros de una organización demuestran pertenecer al grupo de “a” ágil/agilidad. Varios roles tienen responsabilidades únicas en una organización ágil, pero todos juegan un papel. El esfuerzo por “hacer crecer nuestra agilidad organizacional” a menudo es patrocinado y encabezado por ejecutivos sénior que trabajan para realizar una inversión estratégica en el futuro de la organización.

Cuándo

Los métodos Ágiles se pueden poner en práctica con bastante rapidez, lo anterior siempre que el equipo esté adecuadamente preparado y haya involucrado de manera efectiva a los usuarios que participarán.

La “a” minúscula para ágil/agilidad tarda, en muchos casos años, en crecer y nutrirse como parte del tejido del ADN y la cultura organizacional. Prosci brinda apoyo directo a las organizaciones líderes que trabajan para desarrollar agilidad al reunir un equipo para definir un estado futuro, evaluar el estado actual y diseñar un plan para navegar en el estado de transición.

AdobeStock_258999923

¿Cómo se relacionan Ágil y ágil?

La “A” mayúscula para Agile y la “a” minúscula para “ágil” están ciertamente relacionadas. A medida que una organización lanza, practica y hace crecer su enfoque Ágil con “A” mayúscula, puede aumentar la agilidad con “a” minúscula. De manera similar, muchas organizaciones que se están enfocando en mejorar su agilidad con “a” minúscula han decidido emplear enfoques de desarrollo Ágil en “A” mayúscula dada la naturaleza y el resultado deseado del enfoque.

Sin embargo, cada uno puede existir en ausencia del otro. Existen numerosas organizaciones que trabajan diligentemente para aumentar su agilidad organizacional, pero no emplean el desarrollo iterativo Agile.

Del mismo modo, algunas organizaciones que invierten mucho en la implementación del desarrollo iterativo Agile no están haciendo un esfuerzo concertado para mejorar su agilidad organizacional.

Agile y ágil son diferentes, pero a menudo surgen juntos dentro de las organizaciones que trabajan para sentar las bases de un cambio más rápido y efectivo.

shutterstock_1275409882

Gestión del Cambio y Agile con “A” mayúscula

La aplicación de Gestión del Cambio en un proyecto mediante el desarrollo iterativo Agile ha ganado protagonismo en los últimos años y, a menudo, es un tema de interés en los Programas de Certificación en Gestión del Cambio de Prosci. A finales de 2016, Prosci lanzó un estudio de evaluación comparativa específico para explorar el lado humano del cambio de Agile. La investigación reveló cómo adaptar y ajustar la práctica de Gestión del Cambio en un proyecto utilizando el desarrollo iterativo Agile y cómo impulsar de manera más efectiva la adopción y el uso de Agile como un enfoque sistémico para el cambio. Los hallazgos de la investigación se publicaron en un reporte de septiembre de 2017.

Gestión del Cambio y ágil con “a” minúscula

Aunque no es la única parte de una organización ágil, incorporar la capacidad de Gestión del Cambio se vuelve un habilitador crítico de agilidad, como lo demuestran los estudios de Prosci y de otras consultoras. Prosci tiene más de veinte años de investigación y desarrollo enfocándose en desarrollar la capacidad de Gestión del Cambio Organizacional. Brindamos a los clientes soporte directo, así como una suite que incluye metodología, herramientas y formación basada en roles para aumentar la capacidad de cambio organizacional.

Conclusión 

La velocidad de cambio continúa en aumento a medida que las organizaciones experimentan cambios más grandes, más rápidos, más complejos y multifuncionales. Al mismo tiempo, la demanda por obtener los resultados esperados también sigue aumentando en función de la presión de los líderes, los competidores, los clientes y el mercado.

shutterstock_1181617138
 
Tanto Agile con "A" mayúscula como ágil con “a” minúscula tienen como objetivo equipar a las organizaciones para responder y aprovechar la oportunidad de manera más efectiva. Pero son diferentes. Agile con “A” mayúscula es un método para abordar una iniciativa en particular que se originó durante el desarrollo de software, pero que se ha extendido a otros tipos de cambio. Ágil con “a” minúscula es un rasgo marcado por la capacidad de cambiar de manera más efectiva y menos dolorosa. Al comprender la diferencia, los profesionales (practitioners) pueden tener mayor claridad y alineación en torno a estos temas apremiantes.
 
certificacion-en-gestion-del-cambio-de-prosci-obten-mas-informacion

 







Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Top 2 posts más vistos

¿Quieres recibir nuestro newsletter?

Suscríbete