<iframe src="https://www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-MGL243X" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

Infografía: Nuevos datos sobre cómo el modelo ADKAR impulsa el cambio

Leer más

Fundamentos de Gestión del Cambio: un Glosario

Leer más

Cultura y Gestión del Cambio: El agua en que nadamos

Leer más

Cómo abordar la resistencia activa al cambio


He llegado a esa etapa de mi vida en la que todos mis amigos cercanos y familiares tienen al menos un niño pequeño. Esto me convierte en el tío / niñera / familiar a cargo. Estoy compartiendo esto porque he pasado más tiempo con niños pequeños de una variedad de temperamentos y habilidades sociales del que jamás imaginé y he aprendido lo que muchos padres ya saben:

Los niños pequeños son el grupo de personas más resistente que he conocido.

La resistencia surge cuando se introduce cualquier tipo de cambio en las rutinas. Las siguientes frases de ejemplo: "¡No es así como mamá me arropa!" y "¡No me gustan ese tipo de nuggets de pollo de dinosaurio!", son solo un par de los muchos replanteamientos que he escuchado de los pequeños de quienes he estado a cargo. Los niños son algunos de los resistores más activos al cambio, pero no son los únicos resistores activos.

Las organizaciones de todas las formas, tamaños e industrias experimentan una resistencia activa, es decir, directa, vocal y proactiva, a los cambios que están tratando de instituir. A diferencia de los niños, a menudo se puede evitar o mitigar esta resistencia mediante una Gestión del Cambio apropiada, pero con el tiempo, incluso la organización más habilitada para el cambio experimentará una resistencia activa por parte de alguna persona o grupo.

Cita:

“Primero reconocimos que la resistencia al cambio es una dinámica de cambio predecible... una vez que comprendimos por qué se resistían, nos propusimos ayudar a los empleados a manejar la resistencia”.

AdobeStock_309545909

El plan para manejar la resistencia

En situaciones donde la resistencia ya está presente, ¿qué debemos hacer? Nuestra última ronda de investigación ha tratado de abordar esta misma cuestión. El reporte de Manejo de Resistencia al Cambio aborda específicamente la resistencia activa y presenta hallazgos sobre los siguientes contribuidores principales para manejar y abordar la resistencia al cambio:

1. Involucrar al patrocinador ejecutivo

Un patrocinador ejecutivo activo y visible es clave para una iniciativa de Gestión del Cambio exitosa en general. Involucrar a tu patrocinador ejecutivo para que apoye verbalmente tu proyecto y aborde de forma directa la resistencia puede brindarte la autoridad que necesitas para manejar la resistencia activa que estés experimentando.

2. Comunicarse de forma proactiva

Llenar la bandeja de entrada de un resistor con mensajes sobre el cambio no impedirá que intenten sabotearlo activamente. Necesitas comunicarte de forma estratégica. Reúnete con ellos donde estén, comunícate con ellos cara a cara y aborda sus comentarios. Sobre todo, asegúrate de hacer todo esto de forma proactiva y no reactiva.

https___www.lifeofpix.com_wp-content_uploads_2018_05_310-jira1422-chim-1

3. Identificar y confrontar directamente 

A veces, la frase más útil en tu caja de herramientas es: "Te estás resistiendo activamente a este proyecto de esta manera ..." Cuando confrontamos a otros con sus acciones, les hacemos reconocer el hecho de que están teniendo un impacto negativo en un proyecto o en otras personas. A veces, eso es todo lo que se necesita para contrarrestar la resistencia de un empleado.

4. Equipar y permitir que los gerentes y supervisores aborden la resistencia

Tus gerentes y supervisores de primera línea pueden ser tu defensa y mayor ayuda para abordar la resistencia activa. Asegúrate de equiparlos con los conocimientos, las herramientas y los incentivos para hacerlo.

5. Involucrar a los resistores en el diseño de soluciones

A veces, lo mejor que puedes hacer es involucrar a tus resistores más activos en el proyecto. Permíteles que colaboren al crear soluciones a las preocupaciones que tienen, otórgales participación en el proyecto y hazlos responsables de su éxito._

Seguramente se producirá una resistencia activa a un cambio, pero es importante entender y creer que se puede abordar y manejar y que nuestros proyectos aún pueden tener éxito.

Pero no toda la resistencia es tan activa y fácilmente identificable como la resistencia activa. ¿Qué hacemos cuando nos encontramos con esa forma mucho más sutil de resistencia llamada resistencia pasiva? ¡En un próximo artículo, abordaremos los principales contribuidores al éxito para abordar la resistencia pasiva!

abstract_objective

certificacion-en-gestion-del-cambio-de-prosci-obten-mas-informacion

 







Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Top 2 posts más vistos

¿Quieres recibir nuestro newsletter?

Suscríbete

Próximos Eventos